POR QUÉ


La cantidad de residuos generados por las sociedades industrializadas es cada vez mayor, como lo es también la preocupación política y ciudadana respecto a los problemas medioambientales que pueden derivarse de esta enorme generación de residuos.

Ante esta situación, la Unión Europea, a partir del IV Programa de Acción en Materia de Medio Ambiente (IV 1992-2000), estableció una nueva orientación en el modo de gestionar los residuos, para favorecer la transición hacia un modelo de desarrollo sostenible, con el que se pretende satisfacer las necesidades humanas actuales de acuerdo a una estrategia que respete los recursos disponibles, disminuya la degradación ambiental, evite la contaminación, y no hipoteque el futuro de las próximas generaciones. Este modelo, que tiene en la prevención su principal objetivo y prioridad, se basa en el incremento de los niveles de reutilización, reciclado y otras formas de valorización, para evitar los procesos de eliminación, como el depósito en vertederos y la incineración sin recuperación de energía.

En este contexto nace la idea de Eleven Recycling, empresa de servicios de lavado y adecuación de envases adheridos a un sistema SDDR (Sistema de Deposito, Devolución y Retorno de envases).


La idea surgió tras constatar que el envase que se utilizaba para transportar tanto materia prima como producto terminado (Big-bag), para el subsector de esmaltes y fritas dentro del sector cerámico (industria predominante en la zona de Castellón), era desechado tras un solo uso.

Al tratarse de un envase resistente hecho a base de polipropileno en forma textil, se pensó que si se adecuaba mediante un lavado, este podría ser utilizado mas veces reduciendo costes de compra para los clientes. Como se exponía en el apartado anterior, cada normativa que se modifica desde la Comunidad Europea intentando potenciar la figura de la reutilización como medio de prevención de generación de residuos, reafirma la necesidad de los servicios que ofrece Eleven Recycling para las empresas que ya tienen incorporado en su sistema de calidad medioambiental un SDDR así como para otros sectores, en los que, bien por exigencia legal, ahorro de costes o concienciación con el medio-ambiente requieran o puedan requerir de una empresa con experiencia que ofrezca servicios que ayuden a incrementar las tasas de reutilización de envases.